El movimiento Lean Startup ha sido intensamente cultivado en Silicon Valley, el centro de la innovación tecnológica, con raíces en la educación superior. Muchos de los graduados en la Stanford University, por ejemplo, se han convertido en empresarios de éxito gracias a la experiencia que obtuvieron desarrollando estrategias empresariales a través de programas prácticos.

Los alumnos empresarios de Stanford son responsables de 2.7 trillones anuales de dólares de los ingresos globales. Del mismo modo, en el Reino Unido, el grupo Cambridge University Entrepreneurs ha ayudado a generar empresas con aproximadamente 100 millones de libras de inversión durante un período de 15 años.14 En muchos sentidos, la trayectoria profesional de los graduados refleja la oferta de las instituciones a las que asisten, por lo que es de vital importancia para las universidades ejemplificar los principios que desean fomentar en sus alumnos. Al igual que las startups, las instituciones se están estructurando para poder evolucionar constantemente, reflejando e impulsando los límites del mercado global. Esto implica desviarse de los procesos de toma de decisiones jerárquicas para promover estrategias de colaboración e incorporar las voces de los estudiantes.

El mundo laboral hoy en día busca empleados ágiles, flexibles, y creativos y las universidades están renovando cada vez más sus programas y creando otros nuevos para fomentar estas habilidades clave. Sólo en EE.UU., el número de estudios empresariales formales de educación superior ha crecido exponencialmente durante las últimas dos décadas y casi un 25% de los estudiantes universitarios de hoy aspiran a ser empresarios. Aunque esta tendencia se ha materializado de manera más gradual, el impacto positivo es evidente. Un estudio realizado para la Comisión Europea ha revelado que, en comparación con sus compañeros, los alumnos universitarios que habían participado en programas empresariales se aseguraron más rápidamente puestos de trabajo y tenían más confianza en sus capacidades para innovar en el lugar de trabajo y para crear nuevas empresas.

Asimismo, el Consortium for Entrepreneurship Education cita los principales beneficios de mejorar la actitud de los estudiantes y entre estos incluye la autoconciencia, la autogestión y la creatividad. Para fomentar esta cultura innovadora, las instituciones de educación superior y sus profesores deben disponer de estrategias adecuadas. En Polonia, la Kozminski University (KU), conocido por su programa universitario punta en administración, ha comprobado que un gran número de alumnos que accedían con títulos de pregrado de otros lugares no estaban preparados adecuadamente. Por consiguiente, KU ha lanzado una iniciativa para introducir cursos de iniciativa empresarial en 40 universidades no empresariales locales y formar a docentes de otras disciplinas, como ingeniería, agricultura, y arte.

Además, Harvard Business Review recomienda que las instituciones trabajen con líderes de la industria para integrar una formación basada en la experiencia. Esta noción la están adoptando universidades de todo el mundo; la San José State University, por ejemplo, recientemente se ha asociado con Facebook para acercar la informática a un mayor número de jóvenes con el objetivo a largo plazo de potenciar las iniciativas de seguridad cibernética de la empresa.

 

El Lienzo de Modelo de Negocio es un resumen de una página que expone al mismo tiempo lo que haces (o quieres hacer), y lo qué debes hacer para lograrlo. Facilitando así una conversación estructurada alrededor de la dirección y la estrategia, poniendo en evidencia las actividades y desafíos cruciales que se relacionan con tu iniciativa y cómo se relacionan entre ellos. Este formato visual, introducido originalmente por Osterwalder y Pigneur, es útil tanto para organizaciones y negocios nuevos, como para los ya existentes. Existen programas que pueden desarrollar nuevas iniciativas e identificar oportunidades mientras se vuelven más eficientes ilustrando posibles compensaciones y alineando actividades. Nuevos programas pueden usarla para planear y calcular cómo hacer su oferta real.

Estos elementos individuales incitan reflexiones dentro de las actividades y recursos individuales, mientras que la capacidad de completar un panorama promueve ideas y perspectivas frescas acerca de cómo encajan estas piezas. Esta estructura también ayuda a mantener las discusiones grupales más enfocadas y poner a todos bajo la misma línea.

Para hacer un Lienzo de Modelo de Negocio, la forma más fácil de empezar es anotar lo que se quiere hacer. Esto ayuda a mantener el enfoque en tu meta principal mientras llenas los otros bloques del lienzo. A partir de ahí puedes construir sobre ese objetivo y ver cómo puede ser logrado añadiendo detalles de otras actividades y recursos que tienes. Empieza desde un lienzo en blanco y agrega notas con palabras clave en cada bloque del lienzo. Si usas postits para esto, puedes cambiar las ideas de lugar mientras llenas cada bloque del lienzo. 

 Puede ser que quieras usar colores distintos para los diferentes elementos relacionados a un segmento específico de clientes. Sin embargo, ten cuidado de no enamorarte de tu primera idea y en su lugar boceta alternativas de modelos de negocio para el mismo producto, servicio o tecnología. Puedes incluso practicar y aprender nuevas formas de hacer las cosas planificando nuevos/innovadores modelos de negocio que encuentres o admires.

El Diagrama de flujo de la Innovación ofrece un esquema detallado de varias etapas en el proceso de innovación, enlistando actividades, requerimientos y metas en cada una de las fases. Éstas incluyen un marco general de las distintas personas, habilidades, actividades y finanzas que un proyecto u organización necesitará para tener éxito. La descripción detallada que esta herramienta provee, ayuda a determinar dónde se encuentra uno en el proceso, y a organizar los siguientes pasos que tu trabajo requiere.

Esta herramienta te ayuda a identificar oportunidades de crecimiento ayudando a entender en qué recursos hay que enfocarse. Puedes observar esto verificando en qué etapa del proceso te encuentras y si has considerado todos los aspectos que necesitan tu atención.

 

La hoja de trabajo te permite observar varias etapas del proceso de innovación y contiene una lista de fase a fase de las actividades, requerimientos y metas de cada etapa. Usa esta hoja de trabajo para saber en qué punto te encuentras en el proceso y si has considerado todos los aspectos relevantes. Esta verificación puede ayudarte a identificar qué cosas necesitan atención especial.